top of page

Historia de los híbridos: Cómo la cría y la selección de geneticas condujeron al cannabis moderno

Cómo la cría cuidadosa y los proyectos de cría llevaron al cannabis moderno

Imagen de una planta de marihuana con varias copas en flora avanzada vista desde arriba.

Los cultivadores de cannabis siempre están a la caza de la próxima gran variedad. Innumerables sabores e innumerables efectos se combinan para crear infinitas posibilidades. Durante los últimos 60 años, los criadores han aprovechado la diversidad del cannabis como nunca antes, cultivando variedades de todo el mundo.


Hoy en día, a medida que las leyes sobre el cannabis se vuelven más indulgentes a nivel mundial, la reproducción es más fácil que nunca, lo que se refleja en la cantidad de variedades disponibles de los bancos de semillas. Revisando un catálogo de semillas y pensando en qué variedad comprar, quizás te preguntes: "¿De dónde vienen todas estas cepas?".


La historia es complicada para muchas variedades modernas, a menudo híbridos de híbridos. Pero los componentes básicos de muchas variedades son unos pocos proyectos de cría y variedades autóctonas muy importantes. Comprender la historia de los híbridos modernos es valioso más allá de las reflexiones sobre la tradición del cannabis.


Familiarizarse con el linaje de una variedad puede ayudar a orientar la compra de semillas o clones. Los productores y distribuidores comerciales se benefician de diversas colecciones que atraen a clientes con diferentes necesidades, por lo que saber elegir entre una amplia gama de sabores y efectos es una habilidad útil.


Los productores también deben ser conscientes de los requisitos ambientales para sus variedades y las prácticas culturales más adecuadas para cada variedad, y estos factores están fuertemente influenciados por el linaje. Además, mejorar la diversidad y la calidad de las cepas futuras requerirá una selección cuidadosa y se beneficiará del conocimiento de las cepas pasadas.


 


Pictograma donde se puede ver la anatomia las distintas variedades de marihuana, sativa, indica y rudelaris y como son sus hojas.

Clasificaciónes del Cannabis


Hay varios tipos de marihuana. Aunque los taxónomos a menudo no están de acuerdo sobre cómo clasificar el cannabis, basta con decir que los cuatro tipos de marihuana ampliamente reconocidos son: sativa, indica, afgana y ruderalis. El destacado botánico etnográfico Richard Evans Schultes ha señalado de manera interesante que aunque los "taxonomistas celosos" a menudo intentan clasificar las plantas con precisión, su naturaleza plástica y la capacidad de cruzarse entre géneros o especies aparentemente segregados implica que "las plantas no fueron hechas para ser catalogadas y clasificadas", y que en casos como la identificación del Cannabis, "se requiere una perspectiva histórica".


Con estas consideraciones en mente, describiremos las distintas variedades de cannabis de la manera más útil posible.


El Cannabis: Sativa

Imagen de una planta de cannabis sativa vista desde abaho.

Las sativas crecen hasta 6 metros de altura, tienen tallos lisos y huecos con segmentos más largos que sus contrapartes y producen aquenios parcialmente expuestos (los aquenios son los frutos secos de algunas plantas, como los girasoles, que comúnmente se llaman semillas, pero en realidad son frutos que contienen una sola semilla). Las hojas de la cannabis sativa son relativamente grandes con folíolos lanceolados largos. Los racimos de las sativas son algo indeterminados, lo que significa que la planta continúa produciendo flores nuevas en flores más viejas durante un largo período de tiempo, con cepas ecuatoriales que florecen hasta por cinco meses.


Aunque no están aisladas de los trópicos, las plantas sativas están adaptadas a latitudes más cálidas donde la duración del día varía poco a lo largo del año y las condiciones cálidas permiten un crecimiento continuo.


El Cannabis: Indico o Afgano

Imagen de una planta de marihuana de la variedad indica con dos manos rodeando su copa.

Las plantas índicas son más bajas que las sativas, alcanzando a veces los 3 metros de altura, y tienen un hábito de floración más determinado. Tienen cuerpos lisos, densos, casi macizos, y sus folíolos son más pequeños que los de las sativas o las afganas. Curiosamente, la cannabis indica tiene foliolos bastante estrechos y puntiagudos. Adaptada al clima frío de las montañas y criada para producir hachís, la planta afgana es baja, robusta y fuerte, con un tallo casi indestructible.


Imagen de una planta de marihuana de la variedad afgana.

El cannabis afgano se conoce comúnmente como indica; sin embargo, en 1926, Nikolai Vavilov describió a la variedad afgana como un tipo diferente.

Han continuado separando la afgana debido a su menor estatura (menos de seis pies de altura), tallos acanalados, folíolos más anchos y largos, pecíolos característicamente largos, cogollos más densos, tiempo de floración más rápido y efecto más sedante que las típicas variedades índica. Cuando la mayoría de los consumidores de cannabis piensan en indica, piensan en plantas que son nativas de Afganistán.


Recuerda que aunque India tiene montañas frías en el norte, también tiene un clima tropical en el sur. Este amplio cambio ambiental puede ayudar a explicar las diferencias morfológicas que crearon la necesidad de separar a las afganas de las indicas.


El Cannabis: Rudelaris

Imagen del tallo de una planta de marihuana de la variedad rudelaris.

Clasificadas por primera vez en 1924, se cree que las plantas de rudelaris son nativas del oeste de Rusia, el oeste de Siberia y Asia central. La variedad ruderalis suele medir menos de medio metro de altura, puede no estar ramificada, tiene un tallo hueco y liso y folíolos pequeños y anchos que se separan fácilmente de los brotes maduros, con una base carnosa característica en la base.


La ruderalis es bien conocida como una fuente autóloga de genética de cannabis. Las variedades autoalimentadas no necesitan días cortos (menos de 12 horas) para florecer como la mayoría de las variedades de cannabis; independientemente del ciclo de luz, comienzan a florecer tan pronto como alcanzan la madurez, ocurriendo varias semanas después de la germinación.


 


Imagen de una copa de marihuana de la variedad Colombian Gold.

Variedades de cannabis: Autoctonas

Cuando los agricultores permiten la polinización natural y recolectan semillas de sus cultivos, las plantan al año siguiente y repiten el proceso, con el tiempo las variedades locales prosperan. Esta fue la práctica hasta la era moderna. Las variedades locales son en parte el resultado de la selección natural.


Las condiciones ambientales, como las precipitaciones, la temperatura, la humedad y las horas de sol al día, así como las condiciones biológicas, como los patógenos y los herbívoros, determinan la viabilidad de las plantas individuales en el medio ambiente. En promedio, las plantas que son más resistentes a todo este estrés producirán más polen y semillas que las plantas menos adecuadas.


Por lo tanto, las variedades locales están bien adaptadas a sus condiciones ambientales. A medida que los agricultores intercambian semillas nativas del área y continúan el proceso de recolección de semillas para la próxima cosecha, se desarrollan variedades locales. Dentro de un área, las plantas comparten rasgos comunes, pero también mantienen un grado de diversidad genética.


El cannabis local es la base de los híbridos modernos. Algunos ejemplos notables de variedades locales son Afghani, Durban Poison, Jamaican, Colombian Gold, Panama Red y Thai.


 

Variedades de Cannabis: Productos de cría clásicos


Durante las décadas de 1960 y 1970, la mayoría de la marihuana que se vendía se cultivaba al aire libre. Según los investigadores, la cría de cannabis en Estados Unidos con el fin de producir cepas con alto contenido de THC, que terminaran lo suficientemente pronto para el cultivo norteamericano en exterior, comenzó a principios de la década de 1960.


Las variedades del norte de México y Jamaica florecen antes, pero su potencia es moderada. Los cultivadores han criado (es decir, cruzado) estas cepas con cepas más fuertes y de floración más larga como las de Panamá, Colombia y Tailandia, y luego cruzaron selectivamente los híbridos para crear variedades sativa de exterior populares en la década de 1970, como la Original Haze y la Maui Wowie.


La “consanguinidad” implica seleccionar plantas hermanas masculinas y femeninas que exhiban características deseables y polinizar plantas femeninas con plantas masculinas. Con una selección cuidadosa, la “consanguinidad” durante varias generaciones producirá una línea homogénea en la que todas las plantas exhiben las características deseadas.


Las líneas homogéneas se denominan "estables" o "híbridos verdaderos" porque las generaciones sucesivas de endogamia mantienen las características distintivas de la línea.


Imagen de una copa de planta de marihuana de la variedad Skunk 1.

La Skunk 1: Quizás el híbrido natural más famoso de todos los tiempos sea la Skunk 1. A mediados y finales de la década de 1970, los viajeros amantes del cannabis introdujeron variedades afganas en California. Allí, los cultivadores descubrieron que la Afghani se cruzaba bien con las sativas altas y esbeltas populares en ese momento.


Un colectivo llamado Sacred Seeds surgió de la escena clandestina del norte de California y utilizó la endogamia para estabilizar híbridos de Afganistán, Colombian Gold y Acapulco Gold para crear la Skunk 1, que ofrecieron al público en su primer catálogo de semillas en 1981. La Skunk 1 se convirtió rápidamente en la variedad más popular en California, gracias a su sabor dulce y alta concentración de THC.


En 1982, la policía de California cerró Sacred Seeds, pero uno de sus criadores, Sam the Skunkman, salvó el preciado acervo genético.

En la década de 1980, la flexibilización de las leyes sobre el cannabis en los Países Bajos atrajo a cultivadores y criadores. Esto condujo al establecimiento de varias compañías de semillas holandesas, como el Dutch Seed Bank, Orchid y Super Sativa Seeds Club.


Huyendo de California, Sam the Skunkman fue en peregrinación y trajo una colección de sus especies Sacred, incluida la Skunk 1. Allí, el arduo trabajo de Sacred Seeds dio sus frutos en una nueva compañía de semillas, Cultivator's Choice. La migración genética de los californianos a los Países Bajos, un país con una tolerancia única a la marihuana, es un acontecimiento monumental para el futuro del cannabis.


El trabajo agrícola floreció en los Países Bajos sin obstáculos del gobierno, y nació una plataforma para enviar semillas a todo el mundo. Cuando se celebró la primera High Times Cannabis Cup en Ámsterdam en 1988, Cultivator's Choice Skunk 1 ocupó el primer lugar. Criada desde 1978, la naturaleza uniforme y auténtica de Skunk 1 la hace excelente para crear nuevos híbridos. Cuando se cruzan dos cepas de raza pura, el resultado se denomina híbrido F1.


El híbrido F1 expresa el rasgo de ambas líneas parentales por igual entre los individuos de plantas. Los cruces F1 también suelen exhibir "vigor híbrido", lo que significa que el híbrido tiene un vigor más fuerte (tasa de crecimiento, rendimiento, etc.) Debido a estos factores de homogeneidad y vigor en los cruces, Skunk 1 es muy popular para la cría y actualmente es el padre de una gran cantidad de líneas, quizás más que cualquier otro padre.


Debido a la combinación de rasgos de sativa tropical y afgana, Skunk 1 es una variedad de alto rendimiento. Las sativas tropicales producen cogollos largos y aireados que carecen de densidad, lo que las ayuda a secarse después de la lluvia y a resistir el moho en climas lluviosos. Las plantas Afganas tienen las características opuestas: El cogollo es pequeño, casi rígido, adaptado a ambientes áridos con poco estrés del moho gris Botrytis cinerea.


La reproducción de estos rasgos contrastantes produce cogollos esponjosos grandes y moderadamente gruesos. Esta estructura de cogollos es excelente para el rendimiento; sin embargo, la Skunk 1 es susceptible al moho gris. Cuando se cultiva al aire libre en regiones húmedas de América del Norte o Europa, la Skunk 1 seguirá creciendo en condiciones otoñales favorables al moho.


El período de maduración es ligeramente más largo y la estructura de los cogollos híbridos también significan que sus primeras flores maduran y están rodeadas por capas de flores más jóvenes en el momento de la cosecha, creando las condiciones ideales para el hongo Botrytis. Por estas razones, la Skunk 1 es más adecuada para el cultivo en interior o en invernadero o al aire libre en climas mediterráneos.


Variedades con brotes híbridos con estructuras similares, como AK-47 y S.A.G.E. de Serious Seeds. y de T.H.Seeds, también funcionan mejor en estos entornos.



Imagen de la copa de una planta de marihuana de la variedad Northern Lights.

Northern Lights: La Northern Lights es otra línea clásica que ha dado lugar a muchos grandes proyectos de cría. Provenientes del noroeste del Pacífico, se cree que las Northern Lights provienen de un linaje natural de afganas de pura raza. Se introdujo en la escena cannábica holandesa a través del trabajo del legendario Nevil Schoenmakers, fundador del Dutch Seed Bank.


Schoenmakers ha realizado varios híbridos y retrocruces de NL, como NL 5 x Haze, NL 5 x Skunk 1, Silver Pearl y Hash Plant x NL 1. En 1991, Schoenmakers vendió el banco de semillas holandés a Sensi Seeds. Sensi Seeds ofrece actualmente una forma de semilla de Northern Lights, que han creado a través de un extenso cruce de "las tres variantes originales de Northern Lights".


Sensi Seeds las describe como plantas con poco olor y cogollos secos con aromas a miel, almizcle, tierra y enebro. Un excelente híbrido de Northern Lights es la Super Silver Haze de Greenhouse Seed Co. Tiene un sabor Haze clásico, que recuerda al cedro, y tiene una sensación verdaderamente alucinógena, que eleva el estado de ánimo y realza el color.



Imagen de la copa de una planta de marihuana de la variedad Blueberry.

Blueberry: La Blueberry de DJ Short es un híbrido afgano-sativa estable. Tiene varios tonos de sabores a bayas dulces teniendo un efecto de mucha euforia. El aroma suele ser como el de un pastel de arándanos y la planta tiende a tener un hermoso color verde púrpura cuando se cosecha. Funciona mejor cuando se cultiva a partir de semillas, pero también puede producir grandes rendimientos a partir de clones.


Los clones se deben espaciar para que sus hojas en forma de abanico reciban mucha luz, o su rendimiento será escaso. Como muchas otras cepas (como la AK-47), la planta madre Blueberry tiende a florecer débilmente si no se poda durante demasiado tiempo. La poda regular evitará este problema.La poda para el mantenimiento y el aumento de la producción de clones exagera su ya tupida estructura afgana.


Esto crea mucha sombra alrededor de sus macetas, así que tenga cuidado de podar las ramas inferiores para evitar la infestación de mosquitos del hongo, dado que prefieren condiciones de sombra. Como cepa natural, la Blueberry se cruza particularmente bien con otras cepas naturales.


Al darse cuenta de la calidad híbrida y la compatibilidad de Blueberry, los criadores lo han utilizado en innumerables híbridos, como lo demuestran la cantidad de variedades con su nombre.


 


Imagen de una copa de planta de marihuana de la variedad OG Kush.

Encontrar la "Pepita de oro”


Ninguna variedad ha tenido tanto impacto en el mundo del cannabis como las Haze, Skunk 1 y Northern Lights, hasta la llegada de la OG Kush. Tiene el sabor más fuerte de todas las variedades de cannabis hasta el momento. Es difícil de definir, pero una vez que conoces el aroma de Kush, nunca lo olvidarás.


No solo tiene un sabor fuerte, sino que sus niveles de THC pueden superar el 25%, lo que la convierte en una de las cepas más potentes del mundo. Los híbridos de OG Kush ahora son casi tan comunes en los dispensarios y catálogos de semillas como las famosas cepas del pasado.


Un híbrido OG Kush muy exitoso es la Girl Scout Cookies (OG Kush x Durban Poison), que es fuerte y sabrosa. Un aspecto interesante de la OG Kush es la combinación de ángulos de rama estrechos y entrenudos largos. La planta tiene una apariencia bastante rígida y única, que en condiciones vegetativas no parecerá particularmente saludable para los cultivadores experimentados.


Aunque las ramas angostas son perjudiciales para la fuerza de las ramas, el resultado general de la morfología del estrés es que llega mucha luz a la base de la copa, por lo que la planta tiende a producir en su máxima calidad, incluso en la base de las ramas.


Esto permite una distancia de siembra más amplia que otras variedades que, combinada con un tiempo de crecimiento adecuado, puede mejorar el rendimiento sin sacrificar la calidad.


Sin embargo, si se cultiva al aire libre, deberás proteger la OG Kush de los vientos que pueden romper fácilmente las ramas del tallo principal.


 


Imagen de una plantacion de cañamo.

Cáñamo


En los últimos años, la locura por el cannabidiol (CBD) ha crecido exponencialmente. El CBD tiene efectos ansiolíticos, antiepilépticos y antiinflamatorios. El CBD generalmente se extrae de las semillas de cáñamo, cultivadas para tener cogollos grandes que producen muchas semillas. Estas plantas suelen tener un alto contenido de resina, pero no deben contener más del 0,3 % de THC para ser consideradas cáñamo.


En lugar de un alto porcentaje de THC, la resina de cáñamo tiene un alto contenido de CBD. El cáñamo de filamento se diferencia del cáñamo de semilla en que se cultiva muy cerca uno del otro para promover entrenudos largos y elásticos, utilizando líneas altas que tienen un alto contenido de fibra y, por lo general, tienen poca floración.


Hay muchas variedades de cáñamo de doble propósito, pero son menos favorecidas para la producción de semillas o fibras que las variedades especializadas. Los cultivadores han desarrollado variedades de cannabis que producen tanto THC como CBD.


La línea más famosa de esta variedad es Cannatonic de Plastic Beads. Los mejores ejemplos de Cannatonic presentan un sabor a pomelo extremadamente fuerte y una proporción de 1:1, 1 de THC y 1 de CBD, creando un efecto muy relajante.


 

Logo de Los Mejores Humos sobre cogollos de marihuana.

Conocer la historia del cannabis es importante para predecir el futuro de la planta. Comprender los orígenes de los híbridos modernos también puede ayudar a los productores a utilizar sus recursos de la manera más eficiente posible, guiándolos para crear un menú variado y elegir prácticas culturales específicas posibles para cada raza.


Con un estado regulatorio mejorado y un mayor interés público que nunca, el cannabis está preparado para una nueva ola de cultivo exitoso. El futuro podría traer un renacimiento de la agricultura al aire libre y, a medida que se relajen las normas contra el transporte, podrían desarrollarse cepas regionales especializadas, como sucedió en el pasado.


Sin duda, las plantas de interior, exterior y de invernadero seguirán creciendo de la mano de la tecnología, la investigación y la disponibilidad de nuevas variedades.


 

Comments


Contacta con los mejores humos.png

Descubre más noticias de actualidad sobre el cannabis en España hoy en día.

Subscribete a nuestro boletin informativo gratuito sobre cannabis en España.

Asociaciones cannabicas cerca de mi.png
bottom of page