top of page

Cultivo de cannabis en casa: Conceptos básicos.

En la era actual, en la que los cuartos de cultivo industriales se están convirtiendo en la norma, hemos pensado que este mes sería valioso volver a hablar de nuestras raíces. Concretamente, volvemos a nuestras raíces de cultivo: en nuestro armario, una tienda de campaña, un garaje o un sótano que se cae a pedazos.


A pesar de que cada vez son más países que están legalizando y regulando el cannabis, todavía hay mucha gente que necesita o quiere cultivar sus propias plantas a escondidas en la comodidad de su hogar, por motivos que pueden ser legales o económicos.


Aquí te vamos a contar cuales son los pasos que debes seguir para cultivar cannabis en casa:





Imagen de un indoor con luces leds sobre plantas de marihuana.
Cultivo de cannabis en casa

En la era actual, en la que los cuartos de cultivo industriales se están convirtiendo en la norma, hemos pensado que este mes sería valioso volver a hablar de nuestras raíces. Concretamente, volvemos a nuestras raíces de cultivo: en nuestro armario, una tienda de campaña, un garaje o un sótano que se cae a pedazos.


A pesar de que cada vez son más países que están legalizando y regulando el cannabis, todavía hay mucha gente que necesita o quiere cultivar sus propias plantas a escondidas en la comodidad de su hogar, por motivos que pueden ser legales o económicos.


Aquí te vamos a contar cuales son los pasos que debes seguir para cultivar cannabis en casa.




Imagen vista desde arriba de una persona regando plantas de marihuana en un indoor.

Elegir un espacio para tus plantas.


El primer paso es encontrar un espacio con buena circulación de aire. Este por lo general suele ser una habitación con ventana o salida al exterior. Si está cultivando sus plantas de marihuana en un clima cálido, es una buena idea tener un espacio con aire acondicionado, ya que esto ayudará a mantener sus plantas frescas en los días más calurosos.


La lógica del flujo de aire es reemplazar el aire caliente en el espacio con aire más frío, ya que la planta de cannabis prefiere una temperatura ambiente de alrededor de 24°C con una humedad de alrededor del 60%. Es importante que tenga un ventilador que extraiga el aire caliente del espacio y traiga aire más frío. Lo normal es tener presión negativa, lo que crea un flujo de aire óptimo. Una señal de presión negativa es cuando la tienda de cultivo está cerrada y los lados están ligeramente curvados hacia adentro.


Hoy en día, las tiendas o carpas de cultivo no sólo son relativamente económicas, sino que están disponibles en todos los tamaños. Además, las tiendas de cultivo se pueden sellar, lo que facilita el control de la luz y las condiciones climáticas, sumado a que vienen con recovecos, ganchos y puertos para equipos de jardinería como ventiladores, filtros e iluminación). Al determinar el tipo de ventilador a utilizar, asegúrese de que la cantidad de aire que entra en la tienda sea aproximadamente un tercio de la cantidad de aire que sale.


Esquema de ventilación de un indoor.

De esta manera obtendrá la presión negativa correcta. Hoy en día, la mayoría de los cultivos usan ventiladores, todos buenos para mover el aire dentro y fuera del indoor, pero esto nunca compensará la presión atmosférica, que ocurre en la naturaleza como sistemas de alta y baja presión. Esta presión es importante para que las plantas respiren correctamente.


Las plantas respiran obteniendo el oxígeno del aire, a través de los estomas, y esta presión facilita la transpiración de las hojas para su correcta respiración. Incluso en una pequeña tienda o sala de cultivo, este principio es importante ya que proporcionará a sus plantas un entorno óptimo para crecer.


 


Imagen de cultivo indoor de marihuana donde se puede ver una lampara con su balastro colgando sobre plantas de cannabis.

luminación para cannabis.


A continuación, hay que considerar la iluminación. Si la temperatura y el espacio no son un problema, se debe usar iluminación estándar de sodio a alta presión (HPS). Tradicionalmente, las luces HPS vienen en forma de campanas y bombillas con balastros adjuntos. Hoy en día, las lámparas como la marca Gavita DE tienen balastro incorporado.


Dependiendo de la forma de la luz, necesitará al menos 4 pulgadas de altura entre la parte superior del dosel y el techo para acomodar el balastro y la luz. De lo contrario, corre el riesgo de quemar las plantas. Además, asegúrese de usar la capacidad correcta según el tamaño de su espacio. En general, los toldos de 5' x 5' pueden soportar luces de 600 vatios.


Imagen de un cultivo de marihuana con luces led.

Otra opción es utilizar LED. Los avances modernos en la tecnología LED les han ayudado a mantener el ritmo de sus contrapartes HPS. Sin embargo, no espere que su productividad aumente con el uso de LED, ya que la PAR (radiación activa fotosintética) de los LED suele ser mucho menor que la de las lámparas HPS (PAR es la radiación emitida por la lámpara).


Las plantas pueden absorber y utilizar durante la fotosíntesis). Sin embargo, vimos algunos cogollos producidos bajo la nueva tecnología LED y terminaron teniendo una construcción rígida y resistente. En general, el beneficio para los cultivadores domésticos es que las luces LED usan menos energía y emiten menos calor, lo que facilita (y ahorra) enfriar su tienda o habitación pequeña.


Imagen de una lampara led sobre un pequeño brote de marihuana en crecimiento.

Sin embargo, los diseños LED más nuevos que compiten con HPS o Halogenuros Metálicos (MH) a menudo pierden estas ventajas al agregar más diodos que generan más calor y consumen más para lograr conseguir una potencia lumínica competitiva.


Los LED pueden producir una buena cobertura de tricomas y los niveles de cannabinoides y terpenos producidos han sido probados para ser comparables a la iluminación HPS.


Estas luces también se pueden colgar más cerca de la planta si los requisitos de altura son un problema y también ofrecen una vida útil más larga en términos de reemplazo de bombillas. Sin embargo, tenga en cuenta que las mejores luces LED del mercado actual son mucho más caras que sus luces MH y HPS.


 


Imagen de dos manos sosteniendo sustrato sobre una planta de marihuana.

Tipo de sistema y sustratos.


Lo siguiente que debes decidir es qué sustrato usar y cómo cultivar tus plantas. A menos que seas un cultivador experimentado, la mejor opción es usar tierra para macetas y una solución de nutrientes orgánicos suaves. Asegúrese de que el piso esté bien ventilado. Esto significa encontrar una marca que contenga una cantidad decente de perlita o también puedes optar por prepararla tú mismo.


La perlita descompone el suelo, lo que permite que entre más aire en las raíces y evita que se formen charcos. También se recomienda usar macetas de tela o de autopoda. Dependiendo de cuánto tiempo tarde en crecer, puede usar una maceta de 5 o 20 litros. Si el número de plantas es un problema, mantenga un período vegetativo largo y cultive plantas más altas. De esta forma, en el momento de la floración, obtendrás un rendimiento mucho mayor.


Imagen de las nomenclaturas del nitrogeno, fosforo y potasio.

Los nutrientes orgánicos simples funcionan de manera efectiva y le dan un gran sabor a su cosecha. La razón para elegir un sustrato simple y un plan de nutrientes es que es difícil sobrealimentar la planta y el sustrato actúa como un amortiguador, por lo que será más fácil mantener el pH del agua. La tierra para macetas es uno de los sustratos más fáciles de usar porque es muy versátil.


El mayor problema que puede surgir es el exceso de riego o la falta de agua. Asegúrate de sentir el peso de las plantas tanto cuando tienen sed como cuando están llenas para saber cuánto están bebiendo. Esto asegurará que no se inunde. Durante la floración, las plantas de cannabis prefieren un pH entre 5,8 y 6,5 y no les gusta que las fertilicen en exceso.


El mejor consejo es no complicarlo. También lo son los nutrientes. Lo mejor es empezar con la mitad de la dosis recomendada y aumentar gradualmente. Preste atención a sus plantas en el proceso. Si las hojas empiezan a ponerse amarillas y la planta se quema tendrás que reducir la cantidad de nutrientes. Mantente a salvo y recuerda el lema: menos es más.


 


Imagen de una mano sosteniendo un clon de una planta de marihuana.

Genética, Semillas y Clones (Esquejes).


Ahora es el momento de elegir qué genética cultivarás. La mayoría de las veces, los clones son más fáciles de encontrar, especialmente en países legales donde los dispensarios pueden venderlos. Sin embargo, eso no significa que la clonación sea la mejor opción.



Como han descubierto recientemente muchos informes y pruebas de laboratorio en California, muchos pesticidas son sistémicos y saltan de la planta madre a la planta clonada. Esto significa que, sin tu conocimiento, los últimos cogollos que recojas podrían estar contaminados con pesticidas nocivos para la salud.


En este sentido, las semillas siempre son una mejor opción. Los clones también pueden introducir patógenos en las plantas, ya que a menudo es así como el mildiú polvoso o la araña roja entran en un cultivo limpio. Incluso si sus clones se ven limpios, el MP sigue siendo sistémico y puede transmitirse desde la planta madre. Con el entorno adecuado, puede explotar en su cultivo y dañar sus plantas.


Imagen de semillas de marihuana sobre una mano saliendo de un frasco.

En caso de apuro, elige semillas feminizadas, ya que te proporcionarán el mayor número de hembras. Sin embargo, ten en cuenta que muchas semillas feminizadas son hermafroditas, lo que significa que hay muchas posibilidades de encontrar trazas de polen masculino. Vigile de cerca su cultivo y busque bolas que se formen justo en los puntos donde la rama se encuentra con el tronco central de la planta.


Retire estas plantas antes de que suelten polen, esto es sumamente importante ya que evita la polinización de las plantas machos a las hembras lo cúal generaría una cosecha llena de semillas. También recomendamos el protocolo simplificado de Manejo Integrado de Plagas (MIP). Tradicionalmente, los aceites han funcionado muy bien para controlar diversas plagas del cultivo.


Imagen de una planta de marihuana siendo rociada con atomizador.

Específicamente, utiliza aceite de neem y aceite de pescado, en un producto llamado Organocide 3-in-1 Garden Spray. En dosis bajas, siempre que rocíe en la oscuridad, no debería tener problemas. Sin embargo, si hay una infestación y en dosis más altas, querrá drenar el aceite de la planta después de rociar. Puede parecer contraproducente, pero los aceites seguirán haciendo su trabajo y al mismo tiempo no obstruirán los estomas de la planta.


Green Clean es otro producto popular que puede funcionar bien contra patógenos y no requiere ropa protectora para rociar. Se puede comprar un rociador de bomba pequeño en la mayoría de las tiendas de jardinería y grow shops. Los cultivadores más aventureros pueden utilizar grandes pulverizadores de pintura en el cultivo, ya que lavan las plantas mejor que las unidades manuales. Sin embargo, esto podría ser excesivo para un pequeño cultivo de 5 plantas.


 


Imagen de una cosecha de marihuana colgando en una carpa indoor para su secado.

Cosecha: Secado, curado del cannabis.


El paso final, después de cosechar sus plantas, es el proceso de secado. Usando la misma tienda en la que crecieron, corta las plantas y luego cuélgalas boca abajo. Espere de 7 a 10 días y verifique la humedad diariamente. La temperatura ideal debe ser de alrededor de 24 °C con aproximadamente un 60 % de humedad.


Imagen de dos manos con guantes blancos podando un cogollo de marihuana

Cuando el tallo comienza a romperse, es el momento de podar los cogollos. Lo mejor es podar los cogollos sobre una malla, lo que te permitirá capturar las puntas de los tricomas. Se llama hachís seco cribado, o kief, y es una gran ventaja para los cultivadores. Hay muchos tipos de tamices disponibles en el mercado, incluido un producto llamado Harvest More Trim Bin, que tiene un tamiz integrado en la parte inferior y es excelente para recolectar hachís.


Imagen de un frasco cerrado lleno de cogollos de marihuana.

Después de podar los cogollos, debes guardarlos en un lugar fresco y oscuro en un frasco de vidrio. Lo mejor es ventilar estos frascos diariamente, lo que significa abrirlos durante unos minutos cada día. Después de hacer esto durante unos días, tus cogollos tendrán el nivel de humedad ideal y estarán listos para fumar.



 


Imagen del ordenador de Cloudponics.

El futuro del cultivo cannabico doméstico.


Es emocionante mirar hacia adelante y ver qué depara el futuro para los cultivadores domésticos. A juzgar por el desarrollo de la tecnología, concretamente en forma de cuartos de cultivo autónomos controlados por aplicaciones, el futuro ya está aquí. Incluso hay pequeñas unidades de sobremesa que se venden en tiendas como Ikea para pequeños huertos de hierbas.


Estas cajas podrían ser el futuro de los cultivadores domésticos y aficionados a medida que democratizan el proceso de cultivo de cannabis, poniéndolo al alcance del ciudadano común. Ha salido al mercado una nueva unidad orientada específicamente al cultivo doméstico discreto y de interior. Cloudponics GroBox tiene 24 pulgadas de profundidad, 31 pulgadas de ancho y 6 pies de alto.


Imagen de tienda de cultivo cloudponics, del lado izquierdo se ve como queda cerrada, en el medio un telefono con la app que la controla y en la derecha se ve la carpa abierta con la luz prendida.

Encuentra el lugar perfecto en la sala de estar o la cocina y puede acomodar de 1 a 6 plantas. En el corazón del dispositivo se encuentra un avanzado sistema hidropónico controlado por computadora que controla la temperatura, la humedad y los nutrientes, mientras mantiene un horario de luz diurna. Este ordenador, a su vez, está conectado mediante una aplicación a tu teléfono.


Esta conectividad ofrece una ventaja incluso a los cultivadores novatos, ya que el entorno se controla automáticamente. Normalmente, los cogollos que salen de este tipo de cajas son decepcionantes, pero parece que las mejoras han ayudado a cambiar la situación. Gracias a la calculadora de dosificación, la configuración hidropónica, el flujo de aire y la luz, los cogollos tienen una estructura sólida.


Las flores son producidas por un cultivador sin experiencia, lo que demuestra que, si se configura correctamente, un sistema hidropónico de acuerdo con estrictos controles ambientales puede producir una cosecha de gran calidad y cantidad. Las nuevas cajas de desarrollo como estas eliminan las conjeturas de su desarrollo.


 

Logo de Los Mejores Humos sobre cogollos de marihuana.

 

Comentarios


Contacta con los mejores humos.png

Descubre más noticias de actualidad sobre el cannabis en España hoy en día.

Subscribete a nuestro boletin informativo gratuito sobre cannabis en España.

Asociaciones cannabicas cerca de mi.png
bottom of page