top of page

Inspecciones en Barcelona


En Julio de 2021 el Ayuntamiento de Barcelona publicaba una nota de prensa en la que informaba de la supresión de licencias otorgadas a asociaciones de usuarios de cannabis y avisaba de próximas inspecciones de los locales para comprobar que se seguía la legalidad vigente.




Durante los siguientes días en las asociaciones se comenzó a hablar sobre esto, mientras unas opinaban que sólo afectaría a aquellas abiertas después de 2016 y otras comenzaban a plantear porqué y para qué podrían realizarse estas inspecciones. En las siguientes semanas más de 250 asociaciones de la ciudad de Barcelona iban recibiendo esta notificación en las que se informaba de la suspensión de vigencia de las licencias de actividades otorgadas bajo la normativa de 2016. También se les comunicaba la próxima realización de inspecciones para revisar que estuvieran cumpliendo la ley por lo que mirarían que no se estuviera promoviendo el consumo, la venta y el cultivo de cannabis.



Al ir recibiendo las cartas los socios comenzaron a plantearse si estas inspecciones no fueran con la intención de limitar sus actividades o cerrarlas. Muchas se ponían en contacto con otras asociaciones para ver si también recibían estas cartas y empezaban a comentar la situación con socios, abogados y otras organizaciones sociales. Ante las dudas creadas algunas asociaciones informaban a todos los socios y les pedían precaución y paciencia , mientras que otras optaban incluso por no tener cannabis en la sede en prevención de que las inspecciones fueran con la intención de encontrar pruebas que fueran indicio de posibles delitos que pudieran implicar problemas legales o

futuras acciones administrativas.



En los siguientes días varias organizaciones y bufetes de abogados se reunían con representantes del Ayuntamiento para hacerles saber que muchas asociaciones entendían que se pretendía limitar las actividades propias de una asociación y que no quedaban claras las intenciones de las inspecciones. Organizaciones como CatFac, FedCac, Luz Verde y varios bufetes de abogados se sentaban con el Ayuntamiento en sendas reuniones, donde el consistorio no dejaba claro si con las inspecciones pretendía encontrar motivos para limitar actividades o cerrarlas pero sí discutía que en las sedes hubiera hierba o se estuviera consumiendo. Quedaron pendientes de unas segundas reuniones en las siguientes semanas aunque en el mes de febrero comenzaron a realizarse las primeras inspecciones sin haberse llegado a realizar unas segundas reuniones con las organizaciones y abogados.



Durante los meses de Septiembre a Noviembre se realizaron algunas inspecciones esporádicas que venían producidas por alguna queja vecinal o denuncias. Aunque en estas inspecciones en algunos casos se paró la actividad de la asociación mientras esta se estaba llevando a cabo y también se hacía un conteo del número de socios que se encontraban en la sede, se les pedía el DNI o se revisaba los productos y cantidades que había en el dispensario, en realidad no parecían directamente relacionadas con la notificación del Ayuntamiento. Durante finales de noviembre y hasta mediados de Enero no se produjeron más inspecciones de ningún tipo.



A finales del mes de Enero comenzaban las inspecciones. Se realizaban varias por día normalmente a las visitas acudían una pareja de inspectores del ayuntamiento y una pareja de Guardia Urbana, pero esto no era siempre así y a veces podían ser hasta cuatro inspectores del ayuntamiento y 12 agentes de la Guardia Urbana.


También coincidió que el día 25 de enero se cerraba la asociación "Betty Boop" cerca de la Plaza Francés Maciá. Sin relación con estas inspecciones la policía se presentó con una orden de cierre, obligó a irse a los socios que en ese momento se encontraban en la sede y procedió a su precinto.


A medida que iban pasando los días y se iban realizando las inspecciones se iban compartiendo detalles de las mismas entre las propias asociaciones. La mayoría estaban preocupadas por que desconocían la finalidad y dudaban de la legalidad de la entrada de agentes de la guardia urbana en estos espacios privados, por lo que aunque la mayoría de las asociaciones permitían la entrada de ambos inspectores del ayuntamiento y agentes de la guardia urbana, algunas no permitieron la realización de la inspección o en otros casos no dejaron entrar a la guardia urbana y si a inspectores del ayuntamiento.


En estos casos que no se dejó entrar a la sede, los agentes de la guardia urbana informaban de que la asociación se exponía a recibir una multa, ante lo que estas asociaciones insistieron en su condición de lugares privados. Algunas veces los agentes se limitaron a redactar acta pero en otras los agentes discutían el hecho de no dejarles entrar e incluso hubo casos en los que agentes dijeron que iban a estar durante los siguientes días parando a los socios al salir de la aso, quizás con intención de conseguir pruebas para acusarles de algún delito y poder entrar con una orden. Alguna asociación ya ha recibido denuncia de este tipo con multas muy diversas que en algunos casos pueden rondar los 25.000€, aunque otras son más bajas. Todas estas tienen realizadas sus respectivos recursos interpuestos por sus abogados.


Las inspecciones no pararon tampoco durante los días que se realizaba la feria de Spannabis en Cornellá de Llobregat, cuando muchos asistentes al evento aprovechan esos días para conocer alguno de los clubes, normalmente en Barcelona, o regresan a los clubes en los que ya son socios de años anteriores.


Hay asociaciones que han sido inspeccionadas varias veces, alguna hasta en 4 ocasiones. Y también se ha sucedido alguna visita en la que se ha intervenido productos e incluso detenido a alguna persona que ha estado algún día en calabozo. Aunque también se ha cerrado alguna asociación sólo ha sido de forma temporal ya fuera por una intervención o derivada de la falta de reparación de tipo técnico, que una vez solventado y tras una inspección ha podido continuar con sus actividades. Tras las inspecciones han ido recibiendo notificaciones comunicándoles que podían continuar con su actividad, además de informarles que iban a ser incluidas bajo la licencia ya existente de "Club Privado" de ahora en adelante.



Al mismo tiempo que se han ido realizando estas inspecciones en Barcelona, ha ido aumentando el número de noticias, reportajes ,artículos y publicaciones en medios de comunicación ofreciendo información sobre estas asociaciones o en otros casos reflejando opiniones en contra y a favor de las mismas. A muchos usuarios y asociaciones de toda España les fueron llegando informaciones a medias sobre estas inspecciones, incluso fueron creándose bulos que hablaban del cierre de decenas de asociaciones. La verdad es que no se han cerrado las asociaciones de Barcelona pero si que se sienten perseguidas y su futuro parece más incierto que nunca antes.



Varios grupos políticos en el consistorio de Barcelona han pedido el cierre de todas las asociaciones de la ciudad, despreciando e ignorando por completo el origen y fin de estas asociaciones (la primera se abrió en 1991), además de no ofrecer una alternativa a los más de 250 mil miembros de asociaciones que hay en la ciudad, que regularmente acuden allí y que se verían obligados a volver a recurrir a los camellos de la calle y el narcotráfico ya que muchos no tienen posibilidades de cultivar en su casa para uso personal.


Comments


Contacta con los mejores humos.png

Descubre más noticias de actualidad sobre el cannabis en España hoy en día.

Subscribete a nuestro boletin informativo gratuito sobre cannabis en España.

Asociaciones cannabicas cerca de mi.png
bottom of page