top of page

Nota de prensa de MedCan University sobre las inspecciones a asociaciones en Barcelona.

En un mundo donde el cambio es la única constante, la última postura de Barcelona sobre los clubes de cannabis está haciendo sonar una alarma que no podemos permitirnos ignorar.


Hoy nos enfrentamos a un desafío crucial en Barcelona, España, donde los recientes cambios políticos amenazan la existencia de los clubes sociales de cannabis. Estos desarrollos son una llamada de atención para la comunidad cannábica, exigiendo una respuesta unida y un compromiso proactivo.


El Ayuntamiento de Barcelona, bajo el mando del vicealcalde Albert Batlle, ha emprendido una campaña rigurosa contra los clubes sociales de cannabis. Este enfoque, que se aparta de la tolerancia previa, apunta a estos clubes por tecnicismos, remodelando potencialmente la postura legal de la ciudad sobre el cannabis. Esta estrategia no solo se trata de hacer cumplir las leyes existentes; se trata de reescribir el libro de reglas, eliminando las ambigüedades legales que han permitido que estos clubes florezcan.


La respuesta de España a las directivas europeas sobre la regulación del cannabis es particularmente reveladora. El país está reevaluando su postura, no en dirección a la liberalización, sino hacia un control más estricto. La intención es clara: redibujar las líneas de manera que se eliminen las áreas grises, prohibiendo efectivamente el uso recreativo. Este giro brusco es una respuesta al llamado de la agencia europea para una reevaluación de la regulación del cannabis, destacando el papel significativo de España en la producción de cannabis europea. ¿La respuesta? Una represión bajo la apariencia de claridad regulatoria que amenaza con borrar la cultura de clubes de cannabis que ha florecido a lo largo de los años.


En contraste, Estados Unidos, particularmente Colorado, ha experimentado una trayectoria diferente. Allí, la legalización del cannabis fue el resultado de un cambio cultural e ideológico profundo, profundamente entrelazado con los derechos civiles y la justicia social. Este cambio llevó a una transformación sostenida en la percepción y política pública, integrando el cannabis en el tejido social de una manera más resistente a los cambios abruptos de política.


Esta comparación arroja luz sobre la situación en Barcelona. Sin una integración cultural similar, los clubes de cannabis en España son más vulnerables a los caprichos políticos. El activismo cultural que impulsó el movimiento cannábico en EE. UU. es lo que se necesita urgentemente en España. Debemos esforzarnos por educar y cambiar las percepciones públicas, creando un entorno de apoyo para el cannabis.


Nuestro objetivo es claro: abogar por la regulación y legalización a través de un cambio cultural que reconozca los múltiples beneficios del cannabis.


Mientras nos unimos por esta causa, animo a cada uno de ustedes a involucrarse con los clubes locales para entender sus esfuerzos en activismo comunitario y aportar su voz y energía. Juntos podemos crear un movimiento más fuerte y influyente. Para aquellos que buscan orientación o desean proponer proyectos de activismo, Medcan University y yo estamos aquí para apoyar y colaborar.


Con determinación inquebrantable y esfuerzo unido,


David Rankin

Director de Educación



Comments


Contacta con los mejores humos.png

Descubre más noticias de actualidad sobre el cannabis en España hoy en día.

Subscribete a nuestro boletin informativo gratuito sobre cannabis en España.

Asociaciones cannabicas cerca de mi.png
bottom of page